Encontrado en Emule: Cómo crear un buen malo

 Nombre del archivo: -]Roles[- Articulos De Rol – Como Crear Un Buen Malo.pdf

Galbadian Garden (Club de Rol)

Como crear un buen malo
Por Ricardo Blanch (corre76@yahoo.com)

La creación de enemigos comienza en el mismo lugar que la creación de personajes, historias, crónicas y escenarios: el concepto. ¿Necesitas una poderosa amazona, capaz de fregar el suelo con el grupo entero de personajes? ¿Qué tal un seductor manipulador, que utiliza sus encantos astutos para enfrentar entre sí a los miembros del grupo, haciendo que ellos cumplan los objetivos de él? ¿Y qué tal un antiguo con gran sentido de la ética, cuyo única meta es asegurar que ningún mocoso neonato (como los personajes) viole la Mascarada?

Este trabajo de conceptualización puede seguir la forma que desees, pero a continuación te damos un método. En primer lugar, determina el objetivo del malo. ¿Es la acumulación de poder?, ¿Vengarse de alguien odiado?, ¿Hacer que alguien se enamore de él? Examinar las listas de naturalezas y arquetipos puede ser una buena forma de idear su objetivo.

Ahora, decide el papel del antagonista en la historia o crónica. ¿Es el malvado principal, alrededor del cual gira todo? ¿Es un actor secundario, que no es más que una molestia? ¿O es su papel algo que los jugadores determinarán con las acciones de sus personajes? Si le tratan con compasión y comprensión, ¿podría convertirse en un aliado, en lugar del enemigo eterno que sería si le atacasen?

A continuación, decide el lugar que tiene este enemigo en la sociedad. Ya sea un Príncipe, un marginado o un cazador mortal, la situación del oponente en el mundo desempeña un papel importante a la hora de determinar cuánto puede afectar a la historia o a la crónica y de qué forma.

La cuarta etapa de este proceso consiste en decidir las armas y herramientas que el enemigo Podrá usar. Es un maestro de artes marciales, que usa una lanza larga Japonesa para clavársela en el corazón a sus enemigos e inmovilizarlos? ¿Tiene un activo de miles de millones y ejércitos de seguidores que hacen lo que él diga? ¿Están tan avanzadas sus Disciplinas que puede matar a los personajes sin más que parpadear? ¿O son sus únicas armas su astucia y decisión, una combinación que puede ser excesiva para muchos personajes?

Lo siguiente es decidir los aliados y enemigos que tendría el malvado. Sus aliados hacen más que simplemente acudir en su ayuda cuando esté en peligro (aun- que puede que no hagan esto último), Le proporcionan información que oyen en las calles, se ponen de su parte en las maniobras políticas y presionan a sus enemigos para que hagan lo que el malo quiere. Por otra parte, puede que sus enemigos constituyan la única posibilidad que tienen los personajes de derrotarle. Imagínate la sorpresa de tus Jugadores cuando oigan que un justicar está investigando a ese “Miembro de la Primogenitura que pide sus cabezas. Piensa lo contentos que se pondrán cuando se enteren de que un grupo de anarquistas tiene una cuenta que saldar con el líder de la banda de Brujah. Por supuesto, siempre está el problema de cambiar lo malo conocido por lo desconocido.

En este momento, deberá determinarse la historia del antagonista. Después de todo, un Gangrel que haya viajado por todo el mundo será muy distinto de uno que nunca haya salido de los montes donde su sire le Abrazó. ¿Era ese Caitiff de Décima Generación cuando lo crearon o ha habido unos cuantos casos de Diablerie por el camino? ¿Qué tipo de humano era antes del Abrazo? Quizás lo más importante: ¿quién le Abrazó, y por qué?

La historia de un antagonista puede ser de gran ayuda a la hora de comprender sus motivaciones, que son la etapa siguiente del proceso de creación. ¿Ansía el poder? ¿Espera crear una dinastía vampírica que cumpla todas sus órdenes? Desea derrocar a los Vástagos que detentan el poder y crear una utopía igualitario? La naturaleza del antagonista puede ayudar mucho a la hora de idear sus motivaciones, pero éstas deberán ser más concretas.

Ahora que el Narrador ha anotado toda esta información, le será fácil poner todos los números sobre el papel. Vampiro da sugerencias sobre el número de puntos que los enemigos deberían tener, pero no hay razón de aferrarse a esos consejos. Eres libre de crear neonatos muy poderosos que caminen por las calles como si fueran de su propiedad o antiguos débiles que se acurrucan en sus refugios cuando los neonatos se pavonean por las calles.

Publicado el enero 10, 2008 en Artículos Roleros, General. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. solo queria decirte que tus consejos son muy buenos y han facilitado mi trabajo a la hora de crear el antagonista de mi historia.

    ¡ muchas gracias!

  2. De nada, solo he traido al blog lo que Por Ricardo Blanch (corre76@yahoo.com) contribuyo en aMule

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: